Una enamorada del arte en todas sus manifestaciones, observadora de mirada siempre atenta y detallista que me lleva a emprender mis proyectos con pasión, creatividad y entrega.

Desde mis recuerdos más tempranos aparecen los lápices de colores y posteriormente los pinceles, compañeros fieles para expresarme y sentirme bien. Mi padre, interiorista, y mi madre, creativa, fueron un ejemplo de buen gusto.

Por fin puedo dedicarme al cien por cien a desarrollar esta faceta. Os ofrezco arte que sale del corazón, proyectos de decoración para vuestros espacios, que son lienzos en blanco en espera de color, cercanía para escuchar vuestras ideas y ayudaros a materializarlas. Juntos podemos hacer de vuestro hogar un espacio único y especial, reflejo de vuestra personalidad, y llenarlo de luz con láminas, cuadros y murales.

¿nos ponemos manos a la obra?